María, Madre de la Evangelización Destacado

Martes, 03 Mayo 2016 08:53 Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
  • País: 1

María es nuestra madre. Jesús en la Cruz nos lo hizo ver muy bien, como nos menciona Juan: ”Jesús viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre “Mujer, ahí tienes a tu hijo”. Luego dice al discípulo; “Ahí tienes a tu madre”. Y desde aquella hora el discípulo la acogió en su casa”. Jn 19, 26-27 ¿Siento que María es mi madre? ¿Me siento hermano de todos sus hijos?

Evangelizar es extender el Evangelio a todas partes, porque hemos sido tocados por Él. Nos impulsa, motiva y da sentido a nuestra vida. Para hacer esto, tenemos que orar en nuestro interior y descubrir a Aquel que está dentro de nosotros y es Fiel a cada persona. Esta oración nos da alegría, esperanza, coraje para seguir a Jesús Resucitado. Porque nos sentimos salvados por Él. Por eso el encuentro personal con Jesús es tan importante para nosotros. ¡Cuánto más fue para MARÍA su madre y nuestra Madre!.

María es verdadera madre porque camina con nosotros y está cerca del amor de Dios. Pidamos que interceda por la nueva evangelización que en estos momentos se realiza en todo el mundo. Que la acojamos cada día y forme parte de nuestra vida. María se dejo conducir por el Espíritu Santo a lo largo de su vida, su fe se hizo más profunda, nosotros todos los que formamos parte de JMV, le pedimos interceda por nosotros para que también seamos valientes y nos dejemos conducir por el Espíritu Santo a lo largo de nuestra vida. Así viviremos la voluntad de Dios.

Sin duda, María vivió en intimidad con Dios, nosotros para evangelizar tenemos que vivir esa dimensión. Sin ella no hay Buena Noticia. ¿Cómo vivo esa intimidad con Jesucristo? ¿Busco momentos para estar y dialogar con Él? El Magníficat es una oración de quien es fiel en su vida, se ha entregado a Dios; por eso Dios ha hecho maravillas y es dichosa. Si leo el Magníficat, ¿qué pide María? Sorprende pero es cierto, no pide nada, ella alaba a Dios porque cumple su promesa. Por esto es dichosa María, porque escucha la voz de Dios y la pone por obra. Que la humildad de María crezca en nuestras vidas, nos haga vivir en esa actitud tan evangélica y cercana a los pobres. Haremos un gran servicio con nuestra vida si acogemos a los pobres que se acercan a nosotros como nos acoge Dios a cada uno de nosotros, con misericordia y amor. Podemos llevarles a cada uno la Buena Noticia del Evangelio a todos los que acojamos en nuestra vida. María sirve a Isabel, le lleva la Buena Noticia. Cada uno de los miembros de JMV, ¿somos Buena Noticia para otros? ¡Ojalá sea así!

¿Somos dichosos como María porque escuchamos la Palabra de Dios y la ponemos en práctica? Dios hace obras en nosotros, ¿le dejamos que actúe en cada uno de nosotros?

¡Ojalá estemos todos llenos del Evangelio para poderlo llevar a todos los rincones del mundo!

Sor Bernardita GARCIA ORTIN
Delegada Internacional

Visto 1133 veces Modificado por última vez en Martes, 03 Mayo 2016 08:56

1 comentario

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.