La Promesa en JMV es un compromiso a caminar en la Asociación, dentro de su grupo y su región. Se trata de un paso previo a la Consagración Mariana. Hay que vivirla, preferencialmente, durante una Celebración de la Palabra o, más apropiada para la Consagración, en una Eucaristía dominical en la parroquia donde está el grupo. El rito de la Promesa JMV se hace normalmente después de la homilía.

I. Llamada de los Candidatos

En caso de llamar a los candidatos lo hace el Delegado Regional o cualquier otro miembro del Consejo Regional o en su defecto el líder del grupo, debidamente delegado por el Consejo Regional. Cuando llame (uno a uno), la respuesta de los candidatos es (Aquí estoy..., Habla Señor, tu siervo escucha... A Jesús con María...) y avanza de cara al altar.

El Delegado Regional: Tras una deliberación del Consejo Regional (nombre de la región) en la fecha de (...) inmediatamente después de la preparación de (fecha) a (...) y las opiniones favorables de los líderes y Asesores, tienen derecho a emitir la Promesa de la Juventud Mariana Vicenciana, los miembros del grupo (...) con los siguientes nombres: (... al final de la convocatoria, sigue el diálogo)

II. Diálogo

El Sacerdote: Queridos jóvenes, ¿qué queréis ahora?
Los Jóvenes (juntos): ya que (duración) que caminamos con la Juventud Mariana Vicenciana, hoy queremos hacer la promesa.
El Sacerdote: La promesa en JMV es un paso previo a la Consagración Mariana. ¿Sabéis en lo que os compromete?
Los Jóvenes : Seguir a Cristo Evangelizador de los Pobres, viviendo como un equipo, el espíritu Mariano y Vicenciano a través de nuestro lema : VIVIR - CONTEMPLAR - SERVIR, para aprender más y para dar a conocer la Asociación en la práctica de sus propias virtudes (la humildad, la caridad, la pureza, la sencillez, la obediencia).
El Sacerdote: ¿Están ustedes dispuestos a participar en esta Asociación?
Los Jóvenes: SI, lo estamos, con la gracia de Dios.
El Sacerdote: Queridos amigos, teniendo en cuenta sus deseos y buenas intenciones, les invito, en presencia de la comunidad cristiana reunida aquí, a emitir su Promesa en la Juventud Mariana Vicenciana.

III. Promesa de JMV
(Los jóvenes dicen todos juntos):

Viviendo en equipo JMV ya desde mi integración/admisión/estancia,
He descubierto el lugar de María en la vida cristiana
y quiero ser guiado por ella de antemano en el camino de Jesucristo.

Por lo tanto, con la ayuda del Espíritu Santo,
acepto ante mi equipo,

Los líderes de mi movimiento,
y la comunidad cristiana aquí reunidos,
para seguir viviendo en equipo con el espíritu Mariano y Vicenciano.

El espíritu Mariano y Vicenciano, para mí JMV, es:

Vivir…
en el mundo de hoy, con el corazón atento al que más me necesita.
Contemplar…
la vida para reconocer las maravillas de Dios y escuchar sus llamadas.
Servir…
con gestos y palabras que están al servicio de la construcción de un mundo más justo y más fraterno.
Amén.

IV. Bendición y Entrega de las Medallas

El Sacerdote: Nuestro auxilio es el nombre del Señor.
Los fieles: que hizo el cielo y la tierra.
El Sacerdote: El Señor esté con vosotros,
Los fieles: Y con tu espíritu.
El Sacerdote: Dios todopoderoso y misericordioso quien nos muestra la misericordia de su abundancia por medio de la Virgen María, Madre de tu Hijo único, y llena todas cosas de bendición, mira favorablemente tus siervos quienes reciben devotamente esta Medalla en el honor de la Santísima Virgen María Inmaculada, y les conceda que se conviertan, en los próximos días, más conformes a la imagen de Cristo tu Hijo, y con la ayuda de la Virgen Madre de Dios, pueden obtener la gracia y la felicidad en tu casa. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

El sacerdote pone las medallas (previamente bendecidas) a aquellos que hacen la Promesa y les asperja, mientras se canta. Cuando el sacerdote ha terminado, todos los jóvenes y los fieles y dicen juntos la oración JMV. Al final de esta última parte, los jóvenes se mantienen frente al altar, pueden tomarse de las manos en una cadena, y después de inclinarse dan la vuelta a saludar a la gente y recuperar su lugar. Mientras tanto, los otros cantan en honor de la Virgen. Por ejemplo: María, testigos de la esperanza... (Sigue el Credo...)

V. Plegaria de JMV

Señor Jesús, llegamos hasta ti,
Con María Inmaculada.
A ti, el amigo de los pequeños y de los pobres,
te alabamos.
Tú nos miras a todos ¡con tanto amor!

Enséñanos a vivir juntos
Con el dinamismo de tu Espíritu,
Que nos encamina por la senda de la admiración
De la verdad y de la acción.

Concédenos el saber mirar a los demás
con los ojos del corazón,
Para reconocer las maravillas
que Tú has hecho en ellos
Y de manera especial en los que
se ven desfavorecidos.

Ayúdanos a construir un mundo fraterno
En el que nadie sea dejado de lado.
Haz que obremos en todo no con
espíritu de poder o de dominio,
Sino humildemente, con un espíritu de servicio.
Amén.

Aquí puedes leer y descargar el guión de la misma para poder celebrarla.

pdf

Ritual de la Promesa JMV

Size : 927.74 kb
Hits : 276
Date added : 2016-02-26 17:06:17
Date modified : 2016-02-26 17:06:33

 

¡Colabora!

icon euro Herramientas para educación y proyectos

icon world Donando hacemos más por ellos

icon sun 200.000 miembros de JMV ya lo hacen

¡Colabora! >>