Secretariado Internacional JMV

Secretariado Internacional JMV

La Asociación Internacional de Juventudes Marianas Vicencianas es la renovación de la Asociación de Hijas e Hijos de María Inmaculada que tuvo su origen en las Apariciones de la Virgen María a Santa Catalina Labouré en 1830. En la actualidad la forman 66 países y más de 100.000 miembros repartidos por los cinco continentes.

Miércoles, 17 Enero 2018 10:37

En el mes de octubre realizaron una pequeña réplica del EMLA en el departamento de La Paz, fue una experiencia muy bella y provechosa. Alrededor de 30 jóvenes participaron de esta gran actividad con gran dinamismo y entusiasmo.

Miércoles, 17 Enero 2018 09:56

Es una gran alegría formar parte de esta gran Asociación. Porque en ella que he podido aprender a amar, servir y a dar la vida por el prójimo. Así como a reconocer a Jesús en el rostro de los más pobres.

El 12 de noviembre vivimos una de las más grandes experiencias en JMV practicando la caridad, cuando hicimos una visita a la obra Dom Orione.

La obra Dom Orione es un centro de acogida de niños con necesidades especiales. Son niños que, debido a sus distintas discapacidades, fueron abandonados por los padres y rechazados por la sociedad. Esas discapacidades son físicas, psico-motoras, microcefalia, macrocefalia y retraso en el desarrollo. El centro acoge alrededor de 40 niños.

Llegamos a las 8h, arreglamos los dormitorios y bañamos a los niños. Después servimos el desayuno. No era un trabajo fácil darles de comer debido a su estado de salud, pero con el amor que llevábamos dentro fue una tarea más fácil y divertida.

Después del desayuno, llevamos a los niños a disfrutar en el parque, donde nos divertimos con ellos y, en un determinado momento, sentimos que ellos también estaban muy felices con nuestra presencia. Más tarde tuvimos la celebración de la Eucaristía donde compartimos con los niños, la palabra de Dios y un momento de acción de gracias por todas las maravillas realizadas. Terminada la celebración, una vez más, tuvimos la oportunidad de ayudarles en la comida, sirviéndoles con cariño y amor. Llegó el momento triste de nuestra actividad en aquel centro, al despedirnos de ellos. Una manera de despedirnos, llevándoles a sus habitaciones para el descanso, dado que ellos ya presentaban señales de cansancio. Adelante JMV.

Helio Dalton
Presidente Nacional JMV Mozambique

Viernes, 01 Diciembre 2017 11:14

En el presente año, en el que celebramos los 400 años del Carisma Vicentino, JMV Burundi está profundizando el tema en todos los grupos. Para cerrar este jubileo, 16 jóvenes de la Asociación realizaron las promesas y cuatro la Consagración Mariana por medio de JMV.

Viernes, 01 Diciembre 2017 10:00

Oigo la palabra colaboración muy a menudo estos días. La oigo en el trabajo, en la televisión y en el servicio. Las palabras "colaboración" y "cooperación" se utilizan a veces indistintamente, pero representan modos de contribución algo diferentes. Cooperar es trabajar juntos para hacer algo que no necesariamente es parte de sus creencias. Sin embargo, la colaboración tiene un objetivo común que se implanta profundamente en los que trabajan para lograrlo. Las ramas de la Familia Vicenciana comparten: la misma historia, realidades y aspiraciones, objetivos y metas.

Los signos de la colaboración aparecieron muy temprano con la primera fundación de la Familia Vicenciana. San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac encarnaron esta ideología en una amistad que resultó de gran importancia para la Iglesia y los pobres. Estas dos personas excepcionales con sus diferentes personalidades dieron un ejemplo significativo de humildad y sacrificio por el bien común. Vicente era un niño campesino, mientras que Luisa era una chica de ciudad. Uno podría pensar que personas tan diferentes en sus orígenes, experiencias, personalidades y modos de ser, nunca podrían colaborar y lograr un resultado exitoso. Su camino juntos les cambió a sí mismos, para bien de la Iglesia. Durante años, aprendieron a conocerse, estimarse y respetarse el uno al otro mientras trabajaban intensamente ayudando a los pobres en toda Francia y fuera de sus fronteras. De esta colaboración resultó la fundación de las Damas de la Caridad, Hijas de la Caridad, etc.; para ayudar a miles de personas de diferentes edades.

En el 2013, el Programa de Acción Colaborativa de la Familia Vicenciana (VFCAP) inició una reunión en París con representantes de las diferentes ramas de 20 países. Otras reuniones siguieron en diferentes idiomas y con otras ramas que se incorporaban. Las reuniones fueron muy fructíferas y los miembros que asistieron fueron las semillas de la colaboración entre las diferentes ramas en sus países. Cada miembro anotó un plan de acción que buscaba sensibilizar sobre la importancia de la colaboración entre las distintas ramas y cómo ponerlas en práctica. Los asesores de VFCAP visitaron varios países para ayudar a las nuevas oficinas de Familia Vicenciana en todo aquello que necesitaban. Actualmente, estos países, junto a otros muchos, han emprendido muchos proyectos exitosos y han identificado muchos "Vicentinos no afiliados" que viven con las virtudes Vicentinas en sus vidas cotidianas.

A medida que vivimos el Cuatrocientos aniversario del nacimiento del carisma Vicenciano, como miembros de JMV, estamos llamados a enriquecernos con las experiencias de los demás, y enriquecer a otros con las nuestras. Colaboremos para crear amistades, habilidades, actitudes y misiones en común con toda la Familia Vicenciana. Creamos en el poder del "nosotros", que es siempre más poderoso que un "yo". Nuestros recursos como familia son enormes si nos proponemos un objetivo común incluso teniendo diferentes enfoques para lograr este objetivo. Impliquémonos en la Iglesia en salida, es decir, al lado de los pobres y con los pobres.

"Deberíamos ayudar a los pobres en todos los sentidos y hacerlo por nosotros mismos y alentando la ayuda de los demás"

Andrew Wagdy
Consejero Internacional JMV

Miércoles, 29 Noviembre 2017 09:49

Del 02 al 04 de noviembre, cerca de 250 jóvenes delegados de las comunidades locales de JMV Ecuador, se reunieron en la ciudad de Guayaquil, para a una sola voz decir “Somos Vicentinos, herederos de un gran carisma”, en lo que fue el XXII Encuentro Nacional de la Asociación en el país.

Este encuentro fue marcado por una jornada intensa en la que, alrededor del tema “400 Años de amor y servicio en nuestra Casa Común” se motivó a los jóvenes a despertar en su conciencia la fidelidad en el carisma vicenciano, para ser testimonio del servicio afectivo y efectivo.

Formación, animación, y oración, fueron los medios usados para impulsar el protagonismo de los jóvenes en la búsqueda y refuerzo de espacios de evangelización y apostolado en sus localidades, pero con el recordatorio constante de nuestros orígenes, mirando el pasado con gratitud, el presente con pasión y abrazando el futuro con esperanza.

En el encuentro también se aprovechó para animar el espíritu misionero de los jóvenes, a través del compartir de la experiencia vivida por los representantes de nuestro país en el “VIII Encuentro Misionero Latinoamericano” llevado a cabo en Guatemala.

Durante un emotivo momento, JMV Ecuador despidió a su Asesora Nacional, Sor Noemí Miño, quien ha acompañado y animado el rumbo que la Asociación ha tomado en Ecuador. Así mismo, se dio la Bienvenida a Sor Cristina Herrera y Sor Angélica Almeida, quienes acompañarán en el futuro a los jóvenes en la Asesoría Nacional.

El 2018 JMV Ecuador, vivirá su Asamblea Nacional, donde un nuevo Consejo será electo, contamos con sus oraciones, con la finalidad de que durante este año, los jóvenes líderes consagrados de la asociación en el país, se entusiasmen por encabezar los procesos que se abrirán en lo que será el año venidero.

ozio_gallery_nano

Miércoles, 29 Noviembre 2017 09:11

Gracias al esfuerzo de los Asesores Consagrados: Hijas de la Caridad y Misioneros Paules, desde el año 2015 se realiza a nivel Centro Americano la Formación para Asesores Laicos de JMV Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá).

La formación consta de 6 módulos, impartidos en un período de tres años con una duración de una semana por año. Así el año 2015 sirvió para asentar las bases de dicha formación por parte del Equipo de Asesores consagrados de la Región, en el año 2016 se impartieron el primer y segundo módulo cuyo lema fue "Llamados desde nuestra historia, para ser testigos del Reino"; en el año 2017 el tercer y cuarto módulo con el lema "Llamados para ser líderes y testigos del Reino" y en enero de 2018 el quinto y sexto módulo cuyo lema será "Enviados para servir y ser testigos del Reino".

Los Asesores Laicos, 8 participantes por país tienen el deber de replicar en coordinación con sus Consejos Nacionales dicha formación. La respuesta a nivel Centroamericano y Nacional ha sido muy positiva, por lo que se ha enriquecido el conocimiento mutuo y el trabajo en la región.

En Honduras, nuestros participantes a nivel Centroamericano han tomado muy en serio su papel. En el 2016 se preocuparon por replicar lo aprendido en nuestros cuatro centros locales: San Pedro Sula, Puerto Cortés, Tegucigalpa y Cuyamel, ello dio hincapié a que otros asociados desearan aspirar al Servicio de Asesores Laicos. En el 2017 los Asesores Laicos reunidos con los Asesores Consagrados a nivel nacional idearon realizar la formación del 2017 con una modalidad diferente: cada centro local viviría tres temas de formación en sus localidades y los últimos 3 temas los vivirían juntos en un encuentro a nivel nacional.

Así el pasado 21-22 de octubre los Asesores consagrados, los Asesores Laicos y aspirantes a Asesores Laicos nos reunimos en el Centro de Capacitación Mons. Jaime Brufao, CM en la ciudad de San Pedro Sula. Nos acompañaron además los seminaristas y aspirantes al seminario de los misioneros Paules. El encuentro fue muy dinámico y con gran profundidad espiritual. Todos los participantes, en un total de 31 personas, se fueron muy contentos con tan grata experiencia que logramos vivir.

Desde Honduras agradecemos al P. Reinaldo Bejarano, CM coordinador del equipo de Asesores Consagrados (CM y HC) por la gran labor que realizan y le pedimos al P. Reinaldo extienda nuestro agradecimiento a todos los asesores HC y CM que en cada país contribuyen en el apoyo y acompañamiento de la Asociación. Animamos a todos los Asesores Laicos de la Asociación a seguir adelante pues esfuerzos como estos valen la pena y dan mucho fruto. Desde JMV Honduras enviamos un saludo a toda la Asociación en el mundo entero y les animamos a seguir entregándose por nuestros asociados.
Que María Virgen de la Medalla Milagrosa nos asista siempre.

Consejo Nacional de JMV Honduras

ozio_gallery_nano

Martes, 21 Noviembre 2017 15:28

Rafael Lluch Garín 

Seglar, Hijo de María de la Medalla Milagrosa

Nacimiento: Valencia 18/01/1917

Padres: José y María de los Ángeles

Bautismo: Valencia, Parr. S. Juan 19/01/1917

Martirio: Silla (V) 15/10/1936

FORMACIÓN Y APOSTOLADO: Rafael era el menor en una familia de la clase media alta de Valencia, exquisita en cuanto a la educación religiosa, moral, social y cultural de sus hijos. Su madre, María Garín Martí, y sus hermanos mayores serán sus modelos desde niño. El padre, D. José Lluch Meléndez, catedrático de matemáticas, falleció el 24 de octubre de 1918, cuando él tenía apenas dos años.

En 1928 la familia se trasladó a Madrid. En 1931 se fundó la rama juvenil de la Asociación de la Medalla Milagrosa en la Basílica de la Virgen de la Medalla Milagrosa y entre los fundadores, figuran sus hermanos Vicente y Santiago. Este último fue un gran misionero paúl en Norte América y muy buen músico. Rafael también formó parte de la Asociación y ayudaba a misa en la Basílica cuando celebraba el P. Serra. En 1933 regresaron a Valencia, sin perder el contacto con el centro mariano de la Basílica de la Virgen Milagrosa de Madrid.

En 1936 Rafael era un joven de 19 años de espléndida salud y constitución atlética, alegre, inteligente, muy responsable, generoso, de recta moral, servicial, piadoso, y de fina sensibilidad artística. En plena persecución religiosa llevaba en el bolsillo una estampa de la Virgen de los Desamparados. Advertido del peligro de llevar símbolos religiosos, contestó: “Antes me quitan la vida que a mi Madre”. Desde la casa de su amigo José Luis Giménez Sanchín, en la Cañada, cerca de Valencia se oían las ametralladoras que en el picadero de Paterna fusilaban a la gente. Él declaró que si venían a por él moriría gritando ¡Viva Cristo Rey!”. Es lo que hizo.

MARTIRIO: El 20 de julio de 1936 fue apresado su cuñado, el farmacéutico de Picassent (Valencia) y él se hizo cargo del establecimiento. Regentaba la farmacia con el beneplácito de las autoridades republicanas, pero bien controlado. Al anochecer del 12 de octubre de 1936 dos milicianos y una chica de Alcàsser con correaje y pistola, inspeccionaron la farmacia. Le quitaron su bicicleta Altión que le servía de transporte y no protestó. Pero cuando los milicianos comenzaron a proferir blasfemias contra la Madre de Dios, y quisieron arrancar el cuadro de la Virgen que se hallaba en la zona del laboratorio, Rafael les dijo que se llevaran lo que quisieran, pero que no tocaran a la Virgen. Ante esta actitud la miliciana dijo: ¿Y, a este guapo lo vais a dejar aquí?... Inmediatamente se lo llevaron preso. Lo retuvieron tres días en el cuartel de la guardia civil de Sollana, incitándole a blasfemar, con amenazas de represalias y el día 15 de octubre lo mataron en Silla. Los Milicianos asesinos entregaron a su madre esta nota encontrad en su bolsillo: “No llores, mamá; quiero que estés contenta, porque tu hijo es muy feliz. Voy a dar la vida por nuestro Dios. En el Cielo te espero”.

Modesto Allepuez Vera
Seglar, Hijo de María de la Medalla Milagrosa

Nacimiento: Cartagena (Mu) 05/04/1906
Padres: Modesto y Flora
Bautismo: Cartagena, Parr. Ntra. Sra. del Carmen 06/04/1906
Casado con: Teresa Mijares Miralles 05-11-1931
Hijos: Modesto 4 años y Julio 2 años
Martirio: Cartagena (Mu) 22/09/1936

FORMACIÓN Y APOSTOLADO: Como sus hermanas, asistió desde niño a la escuela externa de la Casa de Misericordia. Tenía 12 años cuando se fundó la Asociación de Hijos de María de la Medalla Milagrosa. Modesto empezó como aspirante con entusiasmo y permaneció hasta la muerte unido a la Asociación, que es como decir a la Stma. Virgen. A los 18 años fue elegido secretario con la general. A su pluma debemos escenas preciosas de la historia de la Asociación. En 1931 contrajo matrimonio y pasó a de la sección de caballeros. Era contable de una buena empresa y persona conocida en Cartagena que ejercía un cierto liderazgo. Fue un decidido propagandista de la sindicación cristiana. Cuando España se desangraba en una lucha política enconada, él desde el periódico y desde la tribuna, predicó siempre la doctrina del amor de Jesucristo. La horda comunista necesariamente había de cebarse en él.

MARTIRIO: Lo prendieron el 18 de agosto de 1936 en el pueblo de Canteras y lo condujeron a la cárcel de San Antón. Lo juzgaron y condenaron junto a sus compañeros de Asociación Gonzálbez y Ardil en el primer juicio de jurados celebrado en el arsenal de Cartagena conforme al decreto de Azaña de 25 de agosto que es una auténtica burla a la justicia y al derecho. El juicio tuvo lugar del 16 al 19 de septiembre. Ellos confirmaron su pertenencia a la Asociación y a la cofradía California. Los catorce jueces populares, los testigos, y los acusadores, pertenecían al Frente Popular, los mismos que el 25 de julio habían quemado las iglesias de Cartagena. El sábado 19 sobre las 12 de la noche se dictó la sentencia condenándolos a muerte. Les mataron de madrugada el 22 de septiembre de 1936 en el cementerio, sin más delito que haberse mantenido fieles a Dios y a la Asociación de la Medalla Milagrosa.

Son impresionantes los detalles de la última noche que pasaron los tres congregantes preparándose para el sacrificio. Se confesaron, perdonaron a los causantes de su muerte y animaron a sus familiares. Recuerda un cuñado de Modesto: “Con mucha entereza y sin ninguna lágrima le dijo a su esposa: Teresita no estés triste. No llores, porque a mí me llama Dios y me voy con Él. No tomes represalias ni odios contra nadie. Terminó su visita tranquilizándonos a todos, diciéndonos que se iba con Dios, y que desde allí nos cuidaría a todos”. Otro testigo añade: “Entre lloros y abrazos a los suyos, vivas a la Milagrosa, canto del himno de la Asociación y rezo del santo rosario, les animaban con gran entereza, siendo ellos los que deberían haber sido animados”. Se complementa este relato en las biografías de Gonzálbez y de Ardil.

Viernes, 17 Noviembre 2017 19:38

José Ardil Lázaro
Seglar, Hijo de María de la Medalla Milagrosa

Nacimiento: Cartagena (Mu) 18/08/1914
Padres: Antonio y Pastora
Bautismo: Cartagena, Parr. Sgdo. Corazón 19/08/1914
Martirio: Cartagena (Mu) 22/09/1936

FORMACIÓN Y APOSTOLADO: Ardil era párvulo externo de la Casa de Misericordia cuando la Asociación de Hijos de María se estaba iniciando. Pronto comprendió que detrás de aquellos jóvenes alegres se ocultaban valores superiores y junto a su hermano Antonio, pasó a ser aspirante y luego Hijo de María con todas sus consecuencias. Por su bondad de corazón y sus buenas disposiciones aprovechó muy bien los medios de formación que le facilitó la Asociación, a la que acudía con asiduidad. Fue siempre amigo y colaborador del grupo de los mejores. Trabajaba con celo y con infatigable energía. Nunca desmayó ni aún en los momentos de mayor peligro. Cumplió los 22 años en la cárcel. Ya no vivía el padre y como el hermano era seminarista, la familia se mantenía con su sueldo de escribiente en una oficina.

MARTIRIO: Lo buscaron en su domicilio el 12 de agosto de 1936. Él estaba escondido en Murcia, y al no encontrarlo se llevaron presos a sus dos únicos hermanos. Antonio y Romana. Cuando él se enteró, viendo que peligraba la vida de sus hermanos, se presentó voluntariamente en la cárcel. El día 18 de agosto apresaron a Modesto Allepuz y al día siguiente a Pedro Gonzálbez. A partir de ese momento los tres seguirán los pasos ya descritos: confirmar su fe y la pertenencia a la Asociación ante los jueces, prepararse mutuamente para la entrega a Dios, aceptar las incomodidades, injurias y vejaciones, el simulacro de juicio, y la muerte como si fueran criminales, caminando unos dos kilómetros a paso militar custodiados por un piquete militar hasta el cementerio.

A Antonio Ardil Lázaro, preso como ellos, le permitieron permanecer junto a su hermano y compañeros hasta los últimos momentos. Delante de él, dirigiéndose a los tres milicianos que les custodiaban, se despidieron de todo el pueblo de Cartagena con este mensaje: Queremos que sepan que no nos llevamos odios ni rencores contra nadie. ¡Somos inocentes! Perdonamos a todos; a nuestros enemigos y a los autores de nuestra muerte. Lo único que pedimos es que se den por satisfechos con nuestra sangre y no se derrame ya más. A continuación, les abrazaron. El 1 de agosto de 1939 estos tres milicianos declararon ante notario con todo detalle la escena de la despedida, la actitud serena con que salieron los tres congregantes para el martirio, y su propia emoción. En la Asociación de Cartagena, cuyo centenario se celebrará el 15 de agosto de 2018 se conserva esta acta notarial. El recuerdo de los mártires está vivo. Con el último abrazo al seminarista Antonio Ardil, los mártires enviaron a sus compañeros un mensaje entrañable que marcaría su vida y su apostolado sacerdotal: “¡Que nuestra sangre no sea estéril!”.

Miércoles, 15 Noviembre 2017 10:09

La Familia Vicentina en todas partes del mundo, se distingue por siempre estar lista para la misión. Este último mes no ha sido la excepción para nuestros hermanos puertorriqueños, quienes luego del paso de un huracán categoría cinco llamado María; han tenido la oportunidad de fortalecer y vivir a plenitud el carisma vicentino y la misión que les corresponde.

Vicentinos levantando a Puerto Rico

El miércoles 20 de septiembre de 2017, Puerto Rico comenzó una importante batalla enfrentando un nuevo reto considerado uno de los más grandes de su historia nacional. Y es que el paso de un huracán categoría cinco nombrado María sin duda ha causado estragos en la Isla. Dejando a su paso grandes e innumerables retos para los boricuas. Entre ellos se encuentran el colapso total de la energía eléctrica en todo el país, fallas considerables en las redes de comunicación, escases de alimentos y agua potable, brote de enfermedades y casas completamente destruidas. No obstante, estos retos no han sido impedimento para la Familia Vicentina Puertorriqueña, en especial para los jóvenes miembros de la Juventud Mariana Vicentina. Quienes han estado incansablemente trabajando para ayudar a todos los damnificados luego del paso del huracán. Los jóvenes de la Asociación han organizado la caridad recibiendo donativos de comida enlatada, ropa, agua potable, sabanas, dinero, entre otros. Para luego distribuir dichos suministros a las comunidades altamente afectadas.

La Juventud Mariana Vicentina Puertorriqueña, ha trabajado para levantar su país paso a paso. Cada centro de JMV, encontrados en diferentes zonas de Puerto Rico, se ha encargado de velar por los más necesitados de su comunidad y pueblos adyacentes. Luego de este fenómeno atmosférico, a través de sus acciones y misión enraizada a la Palabra de Dios y el carisma Vicentino, nuestros jóvenes han sido capaces de sembrar esperanza en el país y la vida del prójimo. No obstante, la generosidad de los puertorriqueños en general y el apoyo del resto de las ramas de la Familia Vicentina han sido pieza clave para cumplir nuestra misión.

Continuamos uniendo nuestros esfuerzos como familia para levantar a Puerto Rico y reflejar el amor de Dios en medio de esta situación, imitando las acciones de nuestro Patrón San Vicente de Paul. Amparados por nuestra Santísima Virgen, continuaremos viviendo a plenitud este mes del rosario y las misiones.

JUVENTUD MARIANA VICENTINA EN ACCION

Durante el mes de octubre estaremos trabajando inspirados en el lema: “Hechos para servir.” El mismo nos recuerda nuestra misión y la importancia de poner todos nuestros dones y talentos al servicio de los más necesitados. Viviremos al máximo el mes del rosario y las misiones, siendo sal y luz del mundo.

El informe completo puede ser descargado aqui: 

pdf

Puerto Rico se levanta

Size : 1.93 mb
Hits : 24
Date added : 2017-11-15 10:06:51
Date modified : 2017-11-15 10:06:51

Miércoles, 15 Noviembre 2017 08:58

Isidro Juan Martínez
Seglar, Hijo de María de la Medalla Milagrosa

Nacimiento: Cartagena (Mu) 10/05/1899
Padres: José y Josefa
Bautismo: Cartagena, Parr. Sta. M.ª de Gracia 15/05/1899
Casado con: Natividad Tamayo Manguero año 1924
Hijos: José 11 años, Purificación 9 años e Isidro 2 años
Martirio: Cartagena (Mu) 18/10/1936

FORMACIÓN Y APOSTOLADO: Tenía 19 años cuando se fundó la Asociación de Hijos de María en la que ingresó movido por sus convicciones cristianas. La Asociación le inculcó la vocación a la caridad, esa inquietud por promocionar a las clases más desfavorecidas tan propia del espíritu vicenciano, que Isidro hizo suya, y sin duda le llevó al martirio. Desempeñó durante mucho tiempo el cargo de vicepresidente, imprimiendo en todas las actividades de la Asociación el sello de sus dotes personales: Su carácter jovial, alegre y decidor, su don de gentes y su acendrada piedad. En julio de 1936 era abogado en ejercicio.

MARTIRIO: Fue detenido por orden del Frente Popular, en su domicilio el día primero de agosto de 1936. Estaban en la mesa cenando el matrimonio con sus tres hijos cuando llamaron imperiosamente a la puerta preguntando por Isidro Juan Martínez. Él respondió: “Soy yo”. Los milicianos exigieron que les acompañara, a lo que el accedió sin poner resistencia y se lo llevaron inmediatamente. Al despedirse, dijo al mayor de sus hijos: “Hijo, a tu padre no se lo llevan por ladrón, sino por honrado y por sus creencias”. Pasó primero por la comisaría y a las dos de la madrugada ingresó en la prisión de San Antón. Ni al detenerlo, ni en los 78 días que permaneció en la cárcel le inculparon de nada que no fuera una conducta consecuente con su fe.

A Isidro Juan Martínez y a Francisco Roselló Hernández, los incluyeron en la famosa saca de 49 presos del 18 de octubre de 1936. Fue una noche larga y ruidosa en la cárcel llena de milicianos, en la que los mártires se prepararon bien, incluso pudieron confesar con los sacerdotes presos. Fueron los últimos mártires de la Asociación de Hijos de María de la Medalla Milagrosa de la Casa de Misericordia de Cartagena. Habían visto salir resueltos a confesar su fe al director, D. Pedro Gambín, el 15 de agosto y al trío formado por Allepuz, Gonzálbez y Ardil el 22 de septiembre. Es del dominio público que antes de fusilarlos los milicianos les dieron la oportunidad de gritar: ¡Muera Cristo Rey! para poder salvarse; a lo que ellos se negaron y gritaron: ¡Viva Cristo Rey! En la misma saca mataron a cuatro sacerdotes: dos de Cartagena, el rector de la iglesia de los Dolores y el capellán de los ancianos; el coadjutor de San Andrés de Murcia, y el párroco de Aljorra (Murcia).

Miércoles, 15 Noviembre 2017 08:49

Francisco Roselló Hernández
Seglar, Hijo de María de la Medalla Milagrosa

Nacimiento: Cartagena (Mu) 28/02/1907
Padres: Francisco y Ascensión
Bautismo: Cartagena, Parr. Sta. M.ª de Gracia 11/03/1907
Martirio: Cartagena (Mu) 18/10/1936

FORMACIÓN Y APOSTOLADO: Era huérfano e hijo único. La persecución religiosa le llegó cuando iba a contraer matrimonio con una joven de sus mismos sentimientos religiosos y como él de grandes cualidades humanas, pero fue leal a sus principios religiosos y se dejó matar al grito de ¡Viva Cristo Rey! La propia novia lo entendió como un paso de Dios por su vida. Roselló fue bastantes años presidente de la Asociación, cargo que ocupaba en la gran fiesta mariana que se celebró en Madrid y en Cartagena el año 1930 para conmemorar el primer centenario de la manifestación de la Medalla Milagrosa. En todo momento supo poner sus cualidades humanas al servicio del apostolado mariano en el que estaba comprometido. Destacó en el teatro, uno de los medios de formación y apostolado de la Asociación.

MARTIRIO: El lunes 20 de julio de 1936 arrojaron repentinamente a las Hijas de la Caridad de la Casa de Misericordia. Enterado Roselló, consiguió adelantar a los coches que las llevaban custodiadas fuera de la población, despedirse de sor Francisca y recibir las últimas consignas para los congregantes. A partir de este hecho fue sujeto de persecución, como lo había sido unas horas antes D. Pedro Gambín. Lo prendieron en su domicilio el día 22 y lo tuvieron incomunicado, probablemente en el colegio Marista, hasta el 7 de octubre en que ingresó en la cárcel de San Antón.

Como en el registro a su domicilio le habían encontrado una medalla de la Virgen de la Caridad, un escapulario y dieciséis “cromos religiosos” y él mismo había confirmado su pertenencia activa a la Asociación de Hijos de María y a la cofradía California, en la cárcel le calificaron de “sectarista de organismos religiosos” e inmediatamente sometieron el caso al juez especial de Murcia, el mismo que unos días antes había condenado a muerte a sus tres compañeros de Asociación. Aquí empezó el juego sucio, porque el juez especial, que normalmente tiene unas horas para decidir sobre el reo, tardó 6 meses a dictar su providencia, que consistió en declararse incompetente toda vez, dice, “que contra el mismo no aparecen cargos que le inculpen como responsable de cualquiera de los delitos de la competencia de este juzgado”. En este tiempo tuvo lugar la saca de presos del 18 de octubre en la cual incluyeron a Francisco Roselló y lo mataron sin esperar la actuación judicial junto al congregante Isidro Juan Martínez.